Departamento de Cornea & Superficie Ocular

Una lente muy potente

La córnea es una capa transparente ubicada en la parte anterior del ojo. Es una lente muy potente, tiene un aumento de 44 dioptrías aproximadamente. La dioptría es la medida del poder de las lentes. El transplante de córnea es la cirugía que reemplaza la córnea enferma que perdió su transparencia, o se deformó, por la de un donante. La córnea tiene 5 capas, y de acuerdo a la capa que está afectada, hoy contamos con tecnología avanzada, que nos permite reemplazar sólo la capa enferma de la córnea, es decir, microinjerto de córnea, evitando el injerto total de la misma en la mayoría de los casos.

Tratamientos

Instituto Zaldivar cuenta con los siguientes procedimientos quirúrgicos

  • QUERATOCONO
  • OJO SECO
  • BLEFARITIS
  • PTERIGION Y PINGÜÉCULA
  • DISTROFIAS CORNEALES
  • CÓRNEA GUTTATA Y DISTROFIA DE FUCHS
  • STAFF MÉDICO

Queratocono es un trastorno adelgazante de la córnea en el que la forma normal circular y esférica, se distorsiona y se desarrolla un bulto en forma de cono que tiene como resultado la discapacidad visual.

El queratocono es generalmente una condición lentamente progresiva que usualmente afecta a ambos ojos, aunque en algunas ocasiones un ojo puede verse más afectado que el otro.

¿Cuál es la causa del queratocono (KC)?

La causa exacta de esta condición es desconocida. Aunque tenemos un mejor entendimiento de los cambios celulares y moleculares que ocurren debido a esta condición, la causa y el origen del KC aún permanece desconocidos.

Un punto de vista científico es que el adelgazamiento de la córnea se asocia con el aumento de actividad de las enzimas y la disminución de los niveles de inhibidores de la enzima. La Alteración del equilibrio entre las enzimas y los inhibidores conduce a la degradación o deterioro del estroma y en definitiva, al adelgazamiento que se ve en una córnea con queratocono.

Señas y síntomas

Los primeros síntomas que una persona puede notar son distorsión de la visión, aumento en la sensibilidad hacia la Luz, cambios frecuentes de prescripción de anteojos y lentes de contacto, imágenes fantasmas, halos y destellos alrededor de las luces, especialmente en la noche.

Las señales de queratocono que puede observar un doctor al examinar el ojo aparecen en estadios avanzados, por lo que es muy importante sospecharla, para realizar la topografía corneal que evidencia la enfermedad en estadios precoces. Es muy importante informar al oftalmólogo la presencia de queratocono.

Tratamiento

Anillos Intracorneales (ICR)

Son pequeños segmentos de acrílico semicirculares de diferente grosor que se insertan en el interior de la córnea. La Inserción de estos anillos alisa el área central de la córnea y corrige parcialmente el error refractivo. Una gran ventaja de los anillos es que no se extirpa  tejido y no se realizan incisiones en el eje visual.

La cirugía es reversible, es decir que los anillos pueden removerse por completo o intercambiarse por un tamaño distinto. El túnel dentro de la córnea se realiza con un láser de FEMTOSEGUNDO que se programa de acuerdo a cada paciente, es decir, es un tratamiento personalizado. El procedimiento láser por ojo tiene una duración de 7 a 10 segundos, dependiendo de los parámetros utilizados. Luego del láser se colocan los anillos dentro del túnel.

El paciente no siente los implantes y estos no son más visibles de los que un lente de contacto. La colocación de anillos remodela y refuerza la córnea, eliminando alguna de las irregularidades causadas por el queratocono. Aun, después de un procedimiento exitoso de anillos para corregir el KC, se pueden necesitar los lentes de contacto o los anteojos; aunque se ha demostrado que los anillos han mejorado considerablemente la visión.

CROSSLINKING

El entrecruzamiento en córnea o Crosslinking (CXL) es un procedimiento no invasivo que fortalece la estructura debilitada de la córnea en queratono. El CXL utiliza una combinación de riboflavina (vitamina B2) y una cantidad controlada de luz ultravioleta para aumentar los “soportes” o lazos naturales de la córnea y prevenir la protuberancia de la misma para que no se vuelva empinada e irregular. Produciendo la estabilización biomecánica de la córnea.

El objetivo del CXL es reforzar las fibras de colágeno de la córnea para detener la progresión del queratocono. El CXL fortalece la córnea al permitirle a las fibras de colágeno formar nuevos lazos entre ellas y previniendo el adelgazamiento y el aumento de astigmatismo. Esto previene que la córnea continúe debilitándose y una mayor pérdida de la visión.

El tratamiento de CXL lleva aproximadamente media hora y se lleva a cabo en quirófano. Gotas de riboflavina (vitamina B2) creadas exclusivamente, se aplican a la córnea anestesiada, y después esta expone a los rayos ultravioletas A (UVA). Este procedimiento aumenta el número de “vigas transversales” de la córnea y fortalece el tejido, deteniendo de esta manera la progresión del queratocono. El CXL también puede utilizarse en combinación con los anillos para lograr alisar aún más el cono del queratocono.

 

Transplante de córnea en el queratocono

El “ojo seco” se aplica para definir aquellas circunstancias en las que existe una mala lubricación del ojo, afectando a los párpados, a la película lagrimal, a la conjuntiva y a la córnea, conjunto denominado superficie ocular. El término engloba tanto situaciones de baja cantidad de lágrima, mala calidad, o bien, exceso de evaporación de la misma.

¿Cómo sospechar si tengo ojo seco?

Los síntomas que puede percibir una persona con ojo seco son los siguientes; enrojecimiento de la vista, ardor, irritación, sensación de arenilla, cansancio ocular, visión borrosa, incomodidad con las lentes de contacto y, aunque suene paradójico, lagrimeo, ya que el ojo, ante una irritación, provoca una secreción refleja.

¿Cómo está formada la lagrima?

La lágrima tiene 3 componentes aceite (capa oleosa), agua (capa acuosa) y capa mucosa. Esencialmente la capa oleosa permite estabilidad y evaporación de la lagrima en tiempo y forma, la capa mucosa permite la adherencia de la misma sobre la córnea, mientas la capa acuosa producida por las glándulas lagrimales de los párpados, enjuaga el ojo y lo limpia de partículas foráneas o agentes irritantes.

¿Cuáles son los factores que favorecen a desarrollar ojo seco?

En cuanto a las causas, son muy variadas, el ojo seco puede producirse por mala calidad de las lágrimas, desbalances  hormonales, el medio ambiente, la ingesta de ciertos medicamentos también produce ojo seco. Otras razones que dan paso al malestar lo constituye el haber usado durante años, o muchas horas, lentes de contacto, o bien si existe  alguna de enfermedad asociada, como Lupus, Artritis Reumatoidea, Síndrome de Sjögren, Rosácea o blefaritis, o alteraciones anatómicas de los párpados por parálisis facial, senil o traumática.

¿Cómo se trata el ojo seco?

Se indicará el tratamiento e incluso, en caso de sospechar que se deba a una enfermedad asociada hará una interconsulta con otros especialistas como dermatólogos o reumatólogos para mayor precisión.

  • Lagrimas artificiales son gotas para los ojos son similares a las lágrimas naturales. Éstas lubrican los ojos y ayudan a mantener su humedad.
  • Colocación de Puntum Plug- tapones lagrimales se coloca un tapón en el punto lagrimal para ocluir parcialmente la vía de drenaje de la lagrima, estos pueden ser permanentes o reabsorbibles (según el material).

En casos donde la causa de la sensación de sequedad se deba a una alteración de la capa lipídica (ojo seco evaporativo) el tratamiento de la disfunción glandular meibomiana obstructiva es simple y seguro y muy efectivo.

La blefaritis o inflamación del párpado consiste en la inflamación del tejido que forma el párpado, que provoca enrojecimiento e hinchazón palpebral. A menudo su origen se debe a un mal funcionamiento de las pequeñas glándulas que se encuentran en el margen palpebral.

En condiciones normales, estas glándulas producen una secreción grasa que ayuda a lubricar la superficie del ojo y la cara interna de los párpados, previniendo la evaporación de las lágrimas. En los pacientes con blefaritis, estas glándulas se hallan obstruidas, sus secreciones quedan estancadas y se forman ácidos grasos que irritan la superficie ocular. El margen de los párpados se muestra en estos casos inflamado y enrojecido.

Síntomas

La blefaritis, a grandes rasgos, es una condición benigna, pero puede causar síntomas muy molestos. Implica una gran variedad de procesos inflamatorios, lo que condiciona que la gravedad de la blefaritis varíe considerablemente de unos individuos a otros.

Los síntomas suelen ser inespecíficos y con empeoramiento matutino. Incluyen el escozor y picor, sensación arenosa en los ojos, aumento de la sensibilidad a la luz (fotofobia), lagrimeo, pesadez palpebral, parpadeo excesivo y dolor ocular. Los márgenes de los párpados se pueden ver hinchados, rojos e irritados, con presencia de escamas o costras amarillentas que se pegan a la base de las pestañas. En ocasiones se manifiesta con orzuelos o chalazión repetitivos. En casos crónicos esto provoca el crecimiento anormal o incluso la pérdida de las pestañas o crecimiento de pequeños vasos sobre la córnea.

Tratamiento

El tratamiento se basa en la limpieza diaria del borde de los párpados con champú neutro (que no es irritante) o productos limpiadores especiales, frotando suavemente el borde de los párpados. Esto ayuda a eliminar las bacterias y aceites en exceso. Sumado a ello, el tratamiento de blefaritis puede necesitar prescripción de antibióticos tópicos (pomadas o colirios) o vía oral, y/o diferentes procedimientos para lograr desocluir las glándulas de meibomio y así intentar mejorar el trastorno de disfunción glandular.

Prevención

No existe una causa específica de blefaritis, la causa más frecuente está asociada a un sobrecrecimiento de bacterias en los párpados. La blefaritis puede estar asociada a condiciones cutáneas predisponentes como la dermatitis seborreica, la atópica o la rosácea. La mejor prevención que puede realizarse se basa en la higiene palpebral exhaustiva. La limpieza habitual del borde de los párpados ayuda a eliminar las bacterias y disminuye la probabilidad de padecer esta afección. Se recomiendo una dieta saludable rica en minerales, antioxidantes y vitaminas A, E y C.

Entre las patologías oculares más frecuentes de la superficie ocular encontramos el pterigion y su variante menor, la pingüécula. Son crecimientos en la superficie ocular desde la conjuntiva, producidos por efecto de los rayos ultravioleta (UVB) que pueden causar irritación y alteraciones en la visión.

Síntomas

Muchos pacientes acuden a la consulta por presentar enrojecimiento e irritación, o visión borrosa acompañado del “crecimiento de una telita en los ojos”.

Estas formaciones pueden tener periodos de inflación donde generan dolor y lagrimeo. Puede afectar la visión por deformar la córnea causando astigmatismo o directamente si progresa hasta la zona central, afectando así la zona óptica.

Tratamiento del pterigion

Si hay episodios irritativos, la pingüécula puede requerir colirios antiinflamatorios y lubrificantes. Raramente será́ objeto de extirpación, sólo si se inflaman con frecuencia o por estética. En el pterigion, en cambio, es frecuente la indicación de cirugía. Sin embargo, sigue siendo un problema molesto por su tendencia, a la recidiva. Para evitar una recidiva es indispensable la recuperación de la salud de la superficie ocular, usando colirios, aumentando la lágrima, o usando medicación antiangiogénica para evitar el crecimiento de nuevos vasos sobre la córnea pero lo más importante es combinar la cirugía de pterigeon con injerto de células limbares sobre el área afectada. Se trata de una cirugía ambulatoria, indolora bajo anestesia local.

Prevención

Son más frecuentes en países tropicales y especialmente en zonas de montaña. Estudios epidemiológicos las correlacionan con las dosis de rayos UV recibidas a lo largo de la vida, sea por causa geográfica, profesional o por actividades deportivas, las gafas de sol o incluso llevar sombrero son útiles para su prevención

Las distrofias corneales son un grupo de trastornos oculares genéticos, relativamente raros, caracterizados por el material anormal que se acumula en la córnea con cierta frecuencia.

El material puede causar pérdida en la transparencia de la córnea, pérdida de la visión o visión borrosa..

¿Quién está en riesgo de desarrollar una distrofia corneal?

Ya que la mayoría de distrofias corneales son genéticas, una historia de herencia familiar aumenta el riesgo de que se desarrollen.

Las distrofias corneales pueden aparecer a cualquier edad. Tanto hombres como mujeres son igualmente afectados por la mayoría de las distrofias corneales, con excepción de la distrofia de Fuchs, la cual afecta a mujeres con mayor frecuencia.

Tratamiento

El tratamiento de las distrofias corneales depende del tipo de distrofia y la gravedad de los síntomas. Si usted no tiene ningún síntoma, su oftalmólogo puede hacer un seguimiento controlado de sus ojos para evaluar si la enfermedad está progresando. En otros casos SE PUEDEN UTILIZAR, gotas, pomadas o un tratamiento con rayo láser.

¿Qué es la córnea guttata y Distrofia de Fuchs?

La córnea humana es un tejido transparente formado por cinco capas, cada una con una función diferente. La capa más profunda de la córnea, llamada endotelio, es la encargada de mantener la transparencia y espesor corneal apropiado, brindando además propiedades de nutrición. La patología denominda distrofia de Fuchs, reduce el número de células específicas que forman la capa interna de la córnea, llamadas células endoteliales. Estas células son claves para el procesamiento de agua que conforma la estructura de las células de la córnea. Cuando las células endoteliales se reducen, no hay un procesamiento de agua adecuado y el fluido comienza a acumularse. El tejido de la córnea se hace más espeso, causando que la córnea se hinche y se nuble, y pierda su transparencia cristalina.

Síntomas

Debido a que la distrofia de Fuchs es una enfermedad progresiva, con el tiempo los cambios en las células de la córnea pueden interferir con la visión. Los síntomas de la córnea guttata y la Distrofia de Fuchs más notorios son aquellos derivados del engrosamiento corneal con pérdida de transparencia, edema y en algunos casos dolor. La visión puede estar comprometida en casos más severos con pérdida de nitidez en la percepción de las imágenes, más marcados por las mañanas. Se observa también el crecimiento de unas protuberancias (ampollas) en la córnea parecidas a las gotas de rocío (llamadas “guttata”), en la capa localizada inmediatamente debajo de la capa de células endoteliales (membrana de Descemet).

Tratamiento

La córnea guttata y la Distrofia de Fuchs se pueden tratar sintomáticamente en estadios iniciales con colirios, pero cuando el tratamiento médico no funciona la indicación  es el trasplante corneal lamelar posterior, en el que se trasplanta el endotelio sano de un donante (DSAEK). Así se consigue colocar una nueva capa celular en la parte posterior de la córnea que, al realizar correctamente sus funciones biológicas, devuelve la transparencia al tejido corneal en la mayoría de los casos.

Prevención

La córnea guttata, en muchos casos, será un hallazgo casual. Sin embargo, la Distrofia de Fuchs se puede heredar de los progenitores o aparecer de manera esporádica. Se recomienda realizar un examen oftalmológico completo y anual. Además, se deberá tener especial cuidado en la planificación de la cirugía de catarata si existen estas dos patologías.

Dra. Adriana Lotfi

Dr. Juan Carlos Grandin

Dra. María Eugenia Erice

Dr. Carlos H. Gordillo

Dra. Jesica Bekerman

Dra. Ana Cruz Fourcade

Dra. María Laura Gancia Behler

Dra. Noelia Landeiro