Departamento de Refractiva

Departamento de Refractiva

Departamento especializado en la corrección de la miopía, hipermetropía, astigmatismo y también cataratas y presbicia para tratar de mejorar su visión y disminuir la dependencia de anteojos o lentes de contacto. Mediante una serie de procedimientos y técnicas la cirugía refractiva se adapta de forma eficaz a las necesidades de cada paciente.

Patologías


  • PRESBICIA
  • CATARATA
  • MIOPÍA
  • HIPERMETROPÍA
  • ASTIGMATISMO
  • STAFF MÉDICO

Que los ojos también envejecen no es algo que sorprenda a nadie, pero las personas que están acostumbradas a tener una buena visión suelen darse cuenta en torno a los 40 años de edad cuando empiezan a tener dificultad para leer o enfocar los objetos cercanos. Esta patología es la Presbicia, mal llamada “vista cansada” ya que no se debe a cansancio o fatiga sino a una pérdida de elasticidad de la lente interna del ojo, el cristalino.

Tratamientos

 En función de su edad y el avance de su presbicia, Instituto Zaldivar cuenta con el siguiente procedimientos quirúrgicos.

Lentes Intraoculares Trifocales

Las lentes premium representan una Nueva generación de implantes intraoculares con diseños revolucionarios. Permiten a los pacientes ser independientes de los anteojos para la mayoría de sus actividades cotidianas.

Que los ojos también envejecen no es algo que sorprenda a nadie, pero las personas que están acostumbradas a tener una buena visión suelen darse cuenta en torno a los 40 años de edad cuando empiezan a tener dificultad para leer o enfocar los objetos cercanos. Esta patología es la Presbicia, mal llamada “vista cansada” ya que no se debe a cansancio o fatiga sino a una pérdida de elasticidad de la lente interna del ojo, el cristalino. La Presbicia se trata en realidad de un problema universal que nos afectará a todos en algún punto de nuestras vidas. De ahí el relieve que ha adquirido entre los retos actuales de la oftalmología.

Las Lentes intraoculares trifocales de última generación presentan ventajas con respecto a los lentes multifocales bifocales. Están diseñadas para personas con estilo de vida activo, con necesidades visuales a todas las distancias como manejar, el uso de computadoras, celulares y de lectura en general. Se ha podido constatar que la mayor parte de los pacientes intervenidos con un implante de lente multifocal trifocal, recuperan un excelente rango de visión y suelen poder realizar cualquier actividad sin utilizar anteojos o lentes de contacto.

La catarata es la pérdida de transparencia del cristalino, una lente ubicada detrás de la pupila, cuya función es enfocar nítidamente los objetos.

Tratamientos

Instituto Zaldivar cuenta con los siguientes procedimientos quirúrgicos

Facoemulsificación Phaco

La catarata es la pérdida de transparencia del cristalino, una lente ubicada detrás de la pupila, cuya función es enfocar nítidamente los objetos

Con el paso de los años u ocasionalmente, por alguna enfermedad, el cristalino pierde su transparencia natural y se convierte en una lente opaca. Una catarata, leve o avanzada, dependerá de la menor o mayor pérdida de transparencia del cristalino y, en consecuencia, la calidad visual se ve afectada. La buena noticia es que este problema se puede tratar.

Las cataratas pueden presentarse a cualquier edad, pero suelen ser más frecuentes en personas mayores de 60 años. Hay niños que nacen con cataratas por causa de factores hereditarios o enfermedades virales durante el embarazo; otros, presentan cataratas en forma precoz debido a enfermedades metabólicas como la diabetes. También puede asociarse a miopías severas y traumatismos oculares.

¿Cuál es el tratamiento para las cataratas?

El tratamiento principal es el quirúrgico, cuya técnica más moderna es la facoemulsificación. La misma consiste en la extracción de la lente opacificada y su reemplazo por una artificial (implante intraocular) que se coloca en el mismo sitio del cristalino permitiéndole a la persona, en la mayoría de los casos, recuperar la visión perdida. La operación se practica, generalmente, con anestesia local y es ambulatoria; es decir, que el paciente vuelve a su casa el mismo día de la intervención.

Posibilidades Refractivas Cirugía Faco-Refractiva – Phaco

Los pacientes con cataratas que previamente tenían algún vicio de refracción como miopía,
hipermetropía o astigmatismo tienen una ventaja más, ya que al operarse y reemplazar su cristalino opaco por uno artificial, pueden compensar los defectos preexistentes.

Por ejemplo, en pacientes que presentan astigmatismo, ahora se utilizan lentes tóricas que corrigen el problema anterior; o aquellos ya operados con lentes intraoculares convencionales, pueden hacerse láser para tratar el astigmatismo residual previo. Hay algo más importante aún, y es que también se puede corregir la presbicia con las nuevas lentes multifocales.

¿Cuándo es oportuno operarse?

Existía un concepto que afirmaba que hay que esperar que la catarata “madure” para operarse. Pero en la actualidad, con la cirugía moderna la situación es exactamente a la inversa: cuanto más reciente es la catarata, la técnica quirúrgica es menos compleja al igual que el cuidado posterior. La facoemulsificación de las cataratas bajo anestesia local tópica, sólo con gotas, y el implante de un cristalino artificial blando, plegable, que pasa a través de un orificio de 3.5 milímetros, son el recurso más moderno y utilizado para esta afección. Es una cirugía con muy bajas complicaciones y con un período de recuperación breve donde la persona logra regresar a sus actividades en un corto periodo de tiempo.

Lentes Intraoculares Trifocales

Las lentes premium representan una nueva generación de implantes intraoculares con diseños revolucionarios. Permiten a los pacientes ser independientes de los anteojos para la mayoría de sus actividades cotidianas.

Las Lentes intraoculares trifocales de última generación presentan ventajas con respecto a los lentes multifocales bifocales. Están diseñadas para personas con estilo de vida activo, con necesidades visuales a todas las distancias como manejar, el uso de computadoras, celulares y de lectura en general. Se ha podido constatar que la mayor parte de los pacientes intervenidos con un implante de lente multifocal trifocal, recuperan un excelente rango de visión y suelen poder realizar cualquier actividad sin utilizar anteojos o lentes de contacto.

Hasta ahora existían las lentes multifocales, y por ‘multifocal’ se entendía en realidad una óptica bifocal, ideada sólo para dos distancias, visión de lejos y de cerca (para leer a 30-40 cm), pero no contaban con visión intermedia (50 a 70 cm) para tener una correcta visualización de computadoras. Para solucionar este inconveniente se han creado los lentes trifocales, que incluyen una tercera óptica precisamente para esa distancia intermedia.

Las lentes trifocales también suponen un avance en la minimización de la aparición de halos nocturnos (círculos de luz alrededor de los focos) que suelen experimentarse en los primeros días postquirúrgicos aminorándose considerablemente con el pasar de los días. Esta intervención permitiría, además, la corrección de defectos refractivos asociados como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

Esta técnica está indicada para un gran rango de pacientes, tanto hipermétropes de más de 45 años como miopes mayores de 50 años. Podrían beneficiarse así todas las personas diagnosticadas con catarata que deseen buscar una mayor independencia de anteojos o lentes de contacto.

¿Mi visión será buena en todas las distancias de inmediato?

El cerebro recibe la información a los 3 centros de coordinación y aprende a eliminar el “ruido” de los puntos borrosos de enfoque. Este proceso se denomina adaptación y el tiempo que toma para cada individuo para adaptarse varía. Se trata de un nuevo sistema óptico que el cerebro necesita para entender y no muy diferente de la obtención de un nuevo par de anteojos o ir al dentista cuando los dientes pueden ser reorganizados y se necesita tiempo para acostumbrarse al cambio. La adaptación se lleva a cabo mucho más rápido una vez que ambos ojos se tratan. A menudo, los primeros días, los pacientes logran ver bien de lejos ,cerca e intermedia. La visión continúaría mejorando con el tiempo considerándose optima al mes postquirúrgico.

La miopía generalmente se desarrolla en la epoca escolar y se suele estabilizar hacia los 20 años.

Clásicamente, los defectos de refracción (MIOPIA, HIPERMETROPIA Y ASTIGMATISMO) se compensaban con lentes aéreos y más recientemente, también, con lentes de contacto. En la actualidad, sin embargo, disponemos de una serie de técnicas quirúrgicas que compensarían los defectos de refracción y que nos permitirían evitar la dependencia de lentes.

De estas técnicas, diferenciamos dos tipos: Técnicas con láser, que se realizan en la superficie anterior del ojo, en la córnea. Son las más utilizadas en miopías, hipermetropías y astigmatismos bajos. Técnicas con lente intraocular ICL se utilizan, normalmente, en casos de mayor graduación o en los que por alguna circunstancia no puede realizarse una técnica con láser.

Tratamientos

Instituto Zaldivar cuenta con los siguientes procedimientos quirúrgicos

Lasik

La cirugía refractiva con láser más utilizada, por su probada seguridad y eficacia, es la técnica denominada LASIK.

Consiste en la modificación de la forma de la córnea para cambiar su poder o graduación total del ojo. Para ello debe separarse cuidadosamente el epitelio (capa fina superficial) de la córnea, ya sea de forma mecánica o con el extremadamente preciso LASER FEMTOSEGUNDO, para luego aplicar el láser excimer que modela la córnea para corregir las dioptrías deseadas. Por último, se recubre la zona tratada con el epitelio, antes separado, sin necesidad de puntos, para restablecer la superficie ocular normal.

En la actualidad, el láser excimer permite realizar tratamientos personalizados para aumentar la precisión de la corrección y la calidad de visión en situaciones especiales como la visión nocturna, además de respetar de forma más eficiente del espesor de la córnea.

La cirugía con láser se realiza con anestesia tópica (gotas anestésicas) en pocos minutos y tiende a restaurar la visión en pocas horas, de modo que el paciente puede con frecuencia realizar la mayoría de sus actividades habituales al día siguiente de la operación sin necesidad del uso de corrección optica.

INTRALASE™ IFS 150

Tecnología innovadora, precisión y seguridad.

El Instituto Zaldívar cuenta con tecnología de láser FEMTOSEGUNDO desde el año 2007 siendo los primeros en contar con la misma en América Latina. En el 2013 se incorporó el nuevo INTRALASE IFS 150™, considerado el femtosegundo más avanzado en el mundo para la realización de procedimientos refractivos. Gracias a este sistema no sólo las cirugías refractivas se benefician sino todas aquellas cirugías de córnea como injertos corneales y la colocación de anillos intracoråneales para pacientes con queratocono. Hasta ahora, el procedimiento más utilizado por los cirujanos refractivos para tratar defectos como la miopía, hipermetropía y astigmatismo, bajos y moderados, ha sido el LASIK (Láser Assisted In-Situ Keratomileusis), que combina el uso de un corte mecánico con microquerátomo para la separación del epitelio corneal y el LÁSER EXCÍMERO para la realización del tallado óptico deseado.

Con el INTRALASE IFS 150™ no hay corte de tejido ya que la separación se realiza por un fenómeno preciso llamado fotodisrrupción en donde las lamelas se dividen por la emisión de miles de pulsos de energía confiriéndole mayor estabilidad y seguridad al procedimiento. Otro punto a favor es la brevedad del tiempo quirúrgico ya que este sistema permite hacer el procedimiento en un solo paso (One-Step LASIK) brindándole al paciente una experiencia confortable y abreviándole el tiempo de permanencia en el quirófano. Muchos han bautizado este procedimiento como iLASIK™; se hace bajo anestesia local tópica, sólo gotas, y el paciente vuelve a su casa cuando la operación termina. Esta técnica quirúrgica se aplica en casos de miopía, hipermetropía y astigmatismo bajos a moderados.

Eye Tracker la mayor seguridad

Como elemento adicional de seguridad y precisión, el láser presenta un sistema guía llamado EYE TRACKER. Es un sistema muy sofisticado de seguimiento de micro-movimientos oculares durante la cirugía. De esta forma el laser puede corregir pequeños defectos (aberraciones) para lograr un mejor desempeño visual.

¿Cómo hago para operarme? El examen preliminar

Es imprescindible un examen oftalmológico minucioso para determinar si la persona es apta para la cirugía con láser.

El procedimiento y los preliminares

Quienes usan lentes de contacto blandas o descartables deberán suspender su uso 7 días antes de la operación. Si la persona usa lentes de contacto duras o flexibles, dejará de usarlas 15 días antes de la cirugía. En cuanto a la alimentación, bebidas o ingesta de medicamentos, no hay restricción de ninguna índole los días previos a la operación, salvo indicación médica.

Lentes Intraoculares Premium

Las lentes premium representan una nueva generación de implantes intraoculares con diseños revolucionarios. En general permiten a los pacientes ser independientes de los anteojos para la mayoría de sus actividades cotidianas.
Son lentes intraoculares de avanzada que tratan de corregir la mayoría de los defectos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia). Incluyen distintos modelos, que van desde las lentes intraoculares de contacto (ICL) para gente joven con miopía o hipermetropía; las de alta definición (HD) que les confieren una mejor calidad visual; las multifocales y acomodativas pra la presbicia; finalmente las versiones tóricas de cada uno de ellos para corregir astigmatismos asociados.

ICL BIOPTICS

Durante los últimos años y en forma permanente, se desarrollan técnicas quirúrgicas que intentan corregir la mayoría de los defectos refractivos.

A la hora de definir una cirugía refractiva, los factores más importantes a considerar son la magnitud de estos defectos, las características del ojo a tratar y la edad del paciente.

En pacientes jóvenes con defectos leves a moderados y con una córnea de espesor normal, las técnicas más adecuadas son aquellas que utilizan el láser sobre la córnea, como el iLASIK. Ésta combina el nuevo láser femtosecond con el láser excímero, logrando tratar pacientes que tienen miopía e hipermetropía con o sin astigmatismo asociado.

¿Qué es la lente de contacto intraocular, llamada ICL?

El ICL es una lente intraocular que fue diseñada para la corrección de miopías o hipermetropías en pacientes jóvenes, y que les permitiría la capacidad de ver de cerca sin corrección. Nuestra experiencia con esta lente Premium data de 1993, cuando el Dr. Roberto Zaldivar se convirtió en uno de los principales cirujanos involucrados en el desarrollo no sólo de la lente ICL sino de su técnica de implantación también. Por este mérito científico el Dr. Roberto Zaldivar recibe constantemente reconocimiento internacional.

¿En qué casos se indica?

El ICL se indica en pacientes jóvenes en quienes el procedimiento con láser es insuficiente para corregir el defecto refractivo o cuando el espesor corneal no es apto para la corrección con láser.

Procedimiento

El procedimiento es ambulatorio, con anestesia tópica e indoloro, con lo cual la persona podría volver a sus tareas habituales, obviamente con algunas precauciones durante el periodo post operatorio. Es importante destacar que no es necesario aplicar anestesia general para realizar esta intervención en la mayoría de los casos.

Previa anestesia local con gotas, la lente es introducida enrollada en sí misma por medio de una pequeña incisión de 2,8 a 3 milímetros.

Una vez dentro del ojo la lente se despliega (desenrolla) sola y el cirujano procede a ubicarla en su lugar definitivo, que es por detrás del iris y por delante del cristalino. De allí su nombre: lente fáquico de cámara posterior.

Después de la cirugía, el paciente se retira a descansar por unas horas y regresa por la tarde del mismo día de la operación para el primer control médico. Al día siguiente vuelve para ser controlado nuevamente y se pautan los controles subsiguientes

Bioptics (Dos Ópticas)

Esta técnica combinada fue desarrollada íntegramente por el Dr. Roberto Zaldívar. La misma fue presentada ante la comunidad científica en abril del año 1996 durante el Seminario Internacional de ICL que se llevó a cabo en nuestro instituto ante la presencia de cirujanos refractivos de distintos continentes del mundo.

Técnica

El procedimiento combina diversas técnicas refractivas que se ubican en dos planos ópticos diferentes: el corneal y el intraocular, ya que la física óptica moderna ha demostrado que se puede mejorar notablemente la calidad visual de los pacientes al “repartir” el poder necesario en dos planos distintos, ya sea en forma secuencial, o diferida en el tiempo

Por esta razón actualmente se asocia el uso de láseres con lentes intraoculares Premium para corregir miopías, hipermetropías, astigmatismo y presbicia. Es una cirugía con muy bajas complicaciones y con un período de recuperación breve donde la persona logra regresar a sus actividades en un corto periodo de tiempo.

 

TORIC ICL

La lente ICL está disponible desde 1993, y desde entonces han sido implantadas, mundialmente, más de 55.000 lentes, con un altísimo nivel de satisfacción en los pacientes.

Personalizada para sus ojos

La lente ICL Tórica puede corregir la mayoría de los problemas refractivos (miopía, astigmatismo e hipermetropía) donde el tratamiento con láser no está indicado, por ejemplo, por miopía o hipermetropía, de media a alta, y/o astigmatismo, córnea fina, u ojo seco, entre los casos más destacables. La implantación de una lente ICL tórica se considera cirugía ambulatoria e indolora. En general tras la cirugía, pasadas unas horas, el paciente puede volver a su casa y retomar sus actividades.

Ventajas:

  • Compensa defectos en los casos que el tratamiento con láser no está indicado.
  • Es blanda y pequeña.
  • Es invisible.
  • Compensa distintos defectos visuales en un solo procedimiento.
  • Su diseño es biocompatible; la lente ICL está diseñada para permanecer en el ojo, pero si fuera necesario se puede retirar.

La hipermetropía es el resultado de la imagen visual que se enfoca por detrás de la retina en lugar de ser directamente sobre ésta.

Tratamientos

Instituto Zaldivar cuenta con los siguientes procedimientos quirúrgicos

ILASIK INTRALASE

El INTRALASE™ es la tecnología láser más avanzada del mundo para cirugía refractiva que trata de corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Desde los primeros cristales de cuarzo hasta la llegada de las lentes de contacto, la ciencia evoluciona constantemente para lograr soluciones precisas y definitivas a problemas severos causados por los vicios de refracción como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Más de 250.000 personas en el mundo mejoraron su visión gracias a la cirugía refractiva con láser, procedimiento que alcanzó niveles altísimos de precisión y seguridad.

La revolución tecnológica en esta materia se corresponde con la incorporación de láseres de última generación y con la medición y tratamiento de las aberraciones ópticas sumadas al error refractivo. Por todo esto, decimos que la cirugía refractiva con láser se convirtió en la elección de miles de personas a escala mundial.

INTRALASE™

Tecnología innovadora, precisión y seguridad.

El Instituto Zaldívar cuenta con tecnología láser de vanguardia llamada Femtosecond. Gracias a este sistema no sólo las cirugías refractivas se benefician sino todas aquellas cirugías de córnea como injertos corneales y la colocación de anillos intracorneales para pacientes con queratocono.

Hasta ahora, el procedimiento más utilizado por los cirujanos refractivos para tratar defectos como la miopía, hipermetropía y astigmatismo, bajos y moderados, ha sido el LASIK (Láser Assisted In-Situ Keratomileusis), que combina el uso de microquerátomos para el tallado corneal y el LÁSER EXCÍMERO para la corrección deseada.

Con el INTRALASE™ se talla el tejido en forma óptica, por la emisión de miles de pulsos del nuevo láser llamado FEMTOSECOND LÁSER. Otro punto a favor es la brevedad del tiempo quirúrgico ya que este sistema permite hacer el procedimiento en un solo paso (One-Step LASIK) brindándole al paciente una experiencia confortable y abreviándole el tiempo de permanencia en el quirófano.  Muchos han bautizado este procedimiento como iLASIK™; se hace bajo anestesia local tópica, sólo gotas, y el paciente vuelve a su casa cuando la operación termina.  Esta técnica quirúrgica se aplica en casos de miopía, hipermetropía y astigmatismo bajos y moderados.

Eye Tracker la mayor seguridad

Como elemento adicional de seguridad, el láser presenta un sistema guía llamado EYE TRACKER. Es un sistema que sigue al ojo durante la cirugía por si, durante el procedimiento, el paciente tuviera movimientos finos del ojo que no pudiera controlar. De esta forma el LASIK queda perfectamente centrado.

¿Cómo hago para operarme? El examen preliminar

Es imprescindible un examen oftalmológico minucioso para determinar si la persona es apta para la cirugía con láser.

El procedimiento y los preliminares

Quienes usan lentes de contacto blandas o descartables deberán suspender su uso 7 días antes de la operación. Si la persona usa lentes de contacto duras o flexibles, dejará de usarlas 15 días antes de la cirugía. En cuanto a la alimentación, bebidas o ingesta de medicamentos, no hay restricción de ninguna índole los días previos a la operación, salvo indicación médica.

Lentes Intraoculares Premium

Las lentes premium representan una nueva generación de implantes intraoculares con diseños revolucionarios. En general permiten a los pacientes ser independientes de los anteojos para la mayoría de sus actividades cotidianas.
Son lentes intraoculares de avanzada que tratan de corregir la mayoría de los defectos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia). Incluyen distintos modelos, que van desde las lentes intraoculares de contacto (ICL) para gente joven con miopía o hipermetropía; las de alta definición (HD) que les confieren una mejor calidad visual; las multifocales y acomodativas pra la presbicia; finalmente las versiones tóricas de cada uno de ellos para corregir astigmatismos asociados.

ICL BIOPTICS

Durante los últimos años y en forma permanente, se desarrollan técnicas quirúrgicas que intentan corregir la mayoría de los defectos refractivos.

A la hora de definir una cirugía refractiva, los factores más importantes a considerar son la magnitud de estos defectos, las características del ojo a tratar y la edad del paciente.

En pacientes jóvenes con defectos leves a moderados y con una córnea de espesor normal, las técnicas más adecuadas son aquellas que utilizan el láser sobre la córnea, como el iLASIK. Ésta combina el nuevo láser femtosecond con el láser excímero, logrando tratar pacientes que tienen miopía e hipermetropía con o sin astigmatismo asociado.

¿Qué es la lente de contacto intraocular, llamada ICL?

El ICL es una lente intraocular que fue diseñada para la corrección de miopías o hipermetropías en pacientes jóvenes, y que les permitiría la capacidad de ver de cerca sin corrección. Nuestra experiencia con esta lente Premium data de 1993, cuando el Dr. Roberto Zaldivar se convirtió en uno de los principales cirujanos involucrados en el desarrollo no sólo de la lente ICL sino de su técnica de implantación también. Por este mérito científico el Dr. Roberto Zaldivar recibe constantemente reconocimiento internacional.

¿En qué casos se indica?

El ICL se indica en pacientes jóvenes en quienes el procedimiento con láser es insuficiente para corregir el defecto refractivo o cuando el espesor corneal no es apto para la corrección con láser.

Procedimiento

El procedimiento es ambulatorio, con anestesia tópica e indoloro, con lo cual la persona podría volver a sus tareas habituales, obviamente con algunas precauciones durante el periodo post operatorio. Es importante destacar que no es necesario aplicar anestesia general para realizar esta intervención en la mayoría de los casos.

Previa anestesia local con gotas, la lente es introducida enrollada en sí misma por medio de una pequeña incisión de 2,8 a 3 milímetros.

Una vez dentro del ojo la lente se despliega (desenrolla) sola y el cirujano procede a ubicarla en su lugar definitivo, que es por detrás del iris y por delante del cristalino. De allí su nombre: lente fáquico de cámara posterior.

Después de la cirugía, el paciente se retira a descansar por unas horas y regresa por la tarde del mismo día de la operación para el primer control médico. Al día siguiente vuelve para ser controlado nuevamente y se pautan los controles subsiguientes

Bioptics (Dos Ópticas)

Esta técnica combinada fue desarrollada íntegramente por el Dr. Roberto Zaldívar. La misma fue presentada ante la comunidad científica en abril del año 1996 durante el Seminario Internacional de ICL que se llevó a cabo en nuestro instituto ante la presencia de cirujanos refractivos de distintos continentes del mundo.

Técnica

El procedimiento combina diversas técnicas refractivas que se ubican en dos planos ópticos diferentes: el corneal y el intraocular, ya que la física óptica moderna ha demostrado que se puede mejorar notablemente la calidad visual de los pacientes al “repartir” el poder necesario en dos planos distintos, ya sea en forma secuencial, o diferida en el tiempo

Por esta razón actualmente se asocia el uso de láseres con lentes intraoculares Premium para corregir miopías, hipermetropías, astigmatismo y presbicia. Es una cirugía con muy bajas complicaciones y con un período de recuperación breve donde la persona logra regresar a sus actividades en un corto periodo de tiempo.

TORIC ICL

La lente ICL está disponible desde 1993, y desde entonces han sido implantadas, mundialmente, más de 55.000 lentes, con un altísimo nivel de satisfacción en los pacientes.

Personalizada para sus ojos

La lente ICL Tórica puede corregir la mayoría de los problemas refractivos (miopía, astigmatismo e hipermetropía) donde el tratamiento con láser no está indicado, por ejemplo, por miopía o hipermetropía, de media a alta, y/o astigmatismo, córnea fina, u ojo seco, entre los casos más destacables. La implantación de una lente ICL tórica se considera cirugía ambulatoria e indolora. En general tras la cirugía, pasadas unas horas, el paciente puede volver a su casa y retomar sus actividades.

Ventajas:

  • Compensa defectos en los casos que el tratamiento con láser no está indicado.
  • Es blanda y pequeña.
  • Es invisible.
  • Compensa distintos defectos visuales en un solo procedimiento.
  • Su diseño es biocompatible; la lente ICL está diseñada para permanecer en el ojo, pero si fuera necesario se puede retirar.

El astigmatismo es un problema en la curvatura de la córnea, que impide el enfoque claro de los objetos cercanos y lejanos.

Tratamientos

Instituto Zaldivar cuenta con los siguientes procedimientos quirúrgicos

ILASIK INTRALASE

El INTRALASE™ es la tecnología láser más avanzada del mundo para cirugía refractiva que trata de corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Desde los primeros cristales de cuarzo hasta la llegada de las lentes de contacto, la ciencia evoluciona constantemente para lograr soluciones precisas y definitivas a problemas severos causados por los vicios de refracción como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Más de 250.000 personas en el mundo mejoraron su visión gracias a la cirugía refractiva con láser, procedimiento que alcanzó niveles altísimos de precisión y seguridad.

La revolución tecnológica en esta materia se corresponde con la incorporación de láseres de última generación y con la medición y tratamiento de las aberraciones ópticas sumadas al error refractivo. Por todo esto, decimos que la cirugía refractiva con láser se convirtió en la elección de miles de personas a escala mundial.

INTRALASE™

Tecnología innovadora, precisión y seguridad.

El Instituto Zaldívar cuenta con tecnología láser de vanguardia llamada Femtosecond. Gracias a este sistema no sólo las cirugías refractivas se benefician sino todas aquellas cirugías de córnea como injertos corneales y la colocación de anillos intracorneales para pacientes con queratocono.

Hasta ahora, el procedimiento más utilizado por los cirujanos refractivos para tratar defectos como la miopía, hipermetropía y astigmatismo, bajos y moderados, ha sido el LASIK (Láser Assisted In-Situ Keratomileusis), que combina el uso de microquerátomos para el tallado corneal y el LÁSER EXCÍMERO para la corrección deseada.

Con el INTRALASE™ se talla el tejido en forma óptica, por la emisión de miles de pulsos del nuevo láser llamado FEMTOSECOND LÁSER. Otro punto a favor es la brevedad del tiempo quirúrgico ya que este sistema permite hacer el procedimiento en un solo paso (One-Step LASIK) brindándole al paciente una experiencia confortable y abreviándole el tiempo de permanencia en el quirófano.  Muchos han bautizado este procedimiento como iLASIK™; se hace bajo anestesia local tópica, sólo gotas, y el paciente vuelve a su casa cuando la operación termina.  Esta técnica quirúrgica se aplica en casos de miopía, hipermetropía y astigmatismo bajos y moderados.

Eye Tracker la mayor seguridad

Como elemento adicional de seguridad, el láser presenta un sistema guía llamado EYE TRACKER. Es un sistema que sigue al ojo durante la cirugía por si, durante el procedimiento, el paciente tuviera movimientos finos del ojo que no pudiera controlar. De esta forma el LASIK queda perfectamente centrado.

¿Cómo hago para operarme? El examen preliminar

Es imprescindible un examen oftalmológico minucioso para determinar si la persona es apta para la cirugía con láser.

El procedimiento y los preliminares

Quienes usan lentes de contacto blandas o descartables deberán suspender su uso 7 días antes de la operación. Si la persona usa lentes de contacto duras o flexibles, dejará de usarlas 15 días antes de la cirugía. En cuanto a la alimentación, bebidas o ingesta de medicamentos, no hay restricción de ninguna índole los días previos a la operación, salvo indicación médica.

Lentes Intraoculares Premium

Las lentes premium representan una nueva generación de implantes intraoculares con diseños revolucionarios. En general permiten a los pacientes ser independientes de los anteojos para la mayoría de sus actividades cotidianas.
Son lentes intraoculares de avanzada que tratan de corregir la mayoría de los defectos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia). Incluyen distintos modelos, que van desde las lentes intraoculares de contacto (ICL) para gente joven con miopía o hipermetropía; las de alta definición (HD) que les confieren una mejor calidad visual; las multifocales y acomodativas pra la presbicia; finalmente las versiones tóricas de cada uno de ellos para corregir astigmatismos asociados.

ICL BIOPTICS

Durante los últimos años y en forma permanente, se desarrollan técnicas quirúrgicas que intentan corregir la mayoría de los defectos refractivos.

A la hora de definir una cirugía refractiva, los factores más importantes a considerar son la magnitud de estos defectos, las características del ojo a tratar y la edad del paciente.

En pacientes jóvenes con defectos leves a moderados y con una córnea de espesor normal, las técnicas más adecuadas son aquellas que utilizan el láser sobre la córnea, como el iLASIK. Ésta combina el nuevo láser femtosecond con el láser excímero, logrando tratar pacientes que tienen miopía e hipermetropía con o sin astigmatismo asociado.

¿Qué es la lente de contacto intraocular, llamada ICL?

El ICL es una lente intraocular que fue diseñada para la corrección de miopías o hipermetropías en pacientes jóvenes, y que les permitiría la capacidad de ver de cerca sin corrección. Nuestra experiencia con esta lente Premium data de 1993, cuando el Dr. Roberto Zaldivar se convirtió en uno de los principales cirujanos involucrados en el desarrollo no sólo de la lente ICL sino de su técnica de implantación también. Por este mérito científico el Dr. Roberto Zaldivar recibe constantemente reconocimiento internacional.

¿En qué casos se indica?

El ICL se indica en pacientes jóvenes en quienes el procedimiento con láser es insuficiente para corregir el defecto refractivo o cuando el espesor corneal no es apto para la corrección con láser.

Procedimiento

El procedimiento es ambulatorio, con anestesia tópica e indoloro, con lo cual la persona podría volver a sus tareas habituales, obviamente con algunas precauciones durante el periodo post operatorio. Es importante destacar que no es necesario aplicar anestesia general para realizar esta intervención en la mayoría de los casos.

Previa anestesia local con gotas, la lente es introducida enrollada en sí misma por medio de una pequeña incisión de 2,8 a 3 milímetros.

Una vez dentro del ojo la lente se despliega (desenrolla) sola y el cirujano procede a ubicarla en su lugar definitivo, que es por detrás del iris y por delante del cristalino. De allí su nombre: lente fáquico de cámara posterior.

Después de la cirugía, el paciente se retira a descansar por unas horas y regresa por la tarde del mismo día de la operación para el primer control médico. Al día siguiente vuelve para ser controlado nuevamente y se pautan los controles subsiguientes

Bioptics (Dos Ópticas)

Esta técnica combinada fue desarrollada íntegramente por el Dr. Roberto Zaldívar. La misma fue presentada ante la comunidad científica en abril del año 1996 durante el Seminario Internacional de ICL que se llevó a cabo en nuestro instituto ante la presencia de cirujanos refractivos de distintos continentes del mundo.

Técnica

El procedimiento combina diversas técnicas refractivas que se ubican en dos planos ópticos diferentes: el corneal y el intraocular, ya que la física óptica moderna ha demostrado que se puede mejorar notablemente la calidad visual de los pacientes al “repartir” el poder necesario en dos planos distintos, ya sea en forma secuencial, o diferida en el tiempo

Por esta razón actualmente se asocia el uso de láseres con lentes intraoculares Premium para corregir miopías, hipermetropías, astigmatismo y presbicia. Es una cirugía con muy bajas complicaciones y con un período de recuperación breve donde la persona logra regresar a sus actividades en un corto periodo de tiempo.

TORIC ICL

La lente ICL está disponible desde 1993, y desde entonces han sido implantadas, mundialmente, más de 55.000 lentes, con un altísimo nivel de satisfacción en los pacientes.

Personalizada para sus ojos

La lente ICL Tórica puede corregir la mayoría de los problemas refractivos (miopía, astigmatismo e hipermetropía) donde el tratamiento con láser no está indicado, por ejemplo, por miopía o hipermetropía, de media a alta, y/o astigmatismo, córnea fina, u ojo seco, entre los casos más destacables. La implantación de una lente ICL tórica se considera cirugía ambulatoria e indolora. En general tras la cirugía, pasadas unas horas, el paciente puede volver a su casa y retomar sus actividades.

Ventajas:

  • Compensa defectos en los casos que el tratamiento con láser no está indicado.
  • Es blanda y pequeña.
  • Es invisible.
  • Compensa distintos defectos visuales en un solo procedimiento.
  • Su diseño es biocompatible; la lente ICL está diseñada para permanecer en el ojo, pero si fuera necesario se puede retirar.

Dr. Roberto Zaldivar

Dr. Roger Zaldivar

Dra. Virginia Piezzi

Dra. Andrea Buccella

Dr. Carlos Romero

Dra. María Silvia Moreno

Dra. María Veronica Terré

Dra. Maria Laura Bortman

Dra. Licina Mariani

Dra. Cristina Tapia