Síndrome Disfuncional del Cristalino (SDC)

El síndrome disfuncional de la lente, o SDC, es la pérdida progresiva de la función de la lente natural dentro del ojo llamado cristalino.

01 de January 1970 - por ComunADV

¿Qué es?

Para entender bien el Síndrome de Disfunción del Cristalino (SDC), vamos a definir primero cuáles son las 2 funciones básicas del cristalino:

  • Enfocar la imagen a todas las distancias: El cristalino joven se comporta como una lente multifocal: enfoca bien siempre sea en lejos, cerca o intermedia.
  • Mejorar la nitidez de la imagen. Al neutralizar las aberraciones (o distorsiones) inducidas por el resto de los elementos ópticos del ojo, el cristalino permite ver con claridad los objetos.

El Síndrome Disfuncional de la Lente, más conocido como SDC, es la pérdida progresiva de las funciones de la lente natural dentro del ojo. Recordemos que en los primeros años de vida la lente es clara y flexible. La claridad es una parte vital del ojo ya que permite que la luz pase limpia sin dispersión; caso contrario se produciría visión borrosa. Su flexibilidad le permite cambiar la forma y el enfoque para que pueda ver tanto objetos distantes como cercanos. Desde el primer día de vida, la lente comienza a perder tanto su claridad como su flexibilidad, pero estas pérdidas tempranas pasan generalmente desapercibidas.

¿Qué etapas existen?

Primera Etapa

En la primera etapa del SDC, la pérdida de flexibilidad hace que el cristalino pierda su capacidad de centrarse en objetos cercanos, proceso normal y denominado  Acomodación. Al año de vida, un bebé puede literalmente enfocar claramente un objeto que está inmediatamente delante de su ojo. A los dos años de edad, el niño ya no puede enfocar tan cerca y tendría que mover el objeto un poco más lejos que antes, lo que sería a su nuevo punto de enfoque.

Este deterioro continúa a un ritmo constante, pero la mayoría no lo nota en absoluto sino hasta alrededor de los 40 años. Acá es cuando empiezan a tener problemas para enfocar a 35-40 cm de su ojo, que es donde sostenemos un libro para leer o un celular. Al principio se puede alejar el libro o celular y seguir leyendo, pero con el tiempo se debe usar anteojos de cerca para hacer que las letras sean lo suficientemente grandes y claras para leerlas.

Segunda Etapa

En la Etapa II de SDC, se pierde la capacidad de enfoque de la Etapa I, además de que las proteínas que componen la lente se decoloran lo suficiente como para causar un deslumbramiento leve y desenfoque visual. En un comienzo, estas proteínas son completamente claras y permiten que la luz pase a través de la lente sin ser dispersada. A medida que envejecemos, las proteínas se desnaturalizan, cambiando de color claro a un tono amarillo. Para entender el proceso de desnaturalización de las proteínas, considere las claras de huevo que al principio son proteínas claras. Cuando se calientan, las proteínas se desnaturalizan y la clara de huevo se vuelve blanca.

De manera similar, a lo largo de la vida las proteínas del cristalino se van desnaturalizando lentamente, y van cambiando de color claro a un color amarillento causando visión borrosa y deslumbramiento que se nota sobre todo al conducir de noche.

Tercera Etapa

En la etapa III de SDC, se pierde el resto de la capacidad de enfoque y la lente se opaca lo suficiente como para llamarla: catarata. Si no se trata, con el tiempo la catarata se tornará de color marrón oscuro. Sería como intentar observar los objetos a través de una botella oscura: el resplandor no sería muy agradable, sería difícil reconocer los signos viales o los objetos, y la lectura se convertiría en un desafío. En última instancia, el cristalino se vuelve completamente blanco y se sentirá enceguecido, sólo capaz de ver la luz.

Estudios

Entre los distintos estudios que se hacen para cuando se sospecha un SDC, se destaca la medición de la  calidad óptica del sistema ocular. Este se logra gracias a la tecnología del HD Analyzer: equipo que evalúa el grado de dispersión intraocular de la luz (OSI), indicando qué tan degradada llega la imagen a nuestra retina a causa de la opacidad del cristalino. A su vez, evalúa la dinámica de la película lagrimal y su influencia sobre la calidad visual con un sólo click.

Tratamiento

La buena noticia sobre SDC es que tiene tratamiento: se reemplaza el lente disfuncional  con un lente Intraocular (LIO) transparente,  que restaura la claridad de la transmisión de la luz. Los implantes intraoculares de tecnología avanzada pueden ser tóricos (corrigen el astigmatismo) o pueden ser multifocales o acomodativos, para restaurar alguna capacidad de enfoque en las distintas distancias.

Procedimiento Quirúrgico

El procedimiento es ambulatorio, y en la mayoría de los casos se realiza con anestesia tópica (con gotas) lo cual le permite a la persona volver a sus tareas habituales más rápidamente, obviamente teniendo en cuenta algunas precauciones durante su periodo post operatorio.  Después de retirar el cristalino usando ultrasonido, se introduce la lente en forma enrollada a través de una pequeña incisión de 2,8 a 3 milímetros y el cirujano procede a ubicarla en su lugar definitivo, donde estaba el cristalino original. Después de la cirugía, el paciente se puede retirar a descansar por unas horas, regresando para sus controles postoperatorios pautados.

.