Algunos consejos para cuidar nuestros ojos de la gran exposición a pantallas

La adaptación de la oficina a casa, la escuela en casa y el uso activo recreativo prolongado de computadoras, pantallas y celulares pueden generar estrés y cansancio visual.

  • La posición de los ojos y la mirada frente a la pantalla implica una mayor evaporación de la lágrima y disminución de la frecuencia del parpadeo (frecuencia del parpadeo normal en el adulto es de 12 a 20 por minuto).

Esto puede manifestarse con sensación de ojos secos, ojos irritados o enrojecidos; sensación de arenilla; fatiga visual; visión borrosa; cefalea producida por déficit de acomodación y convergencia o por necesidad de corregir algún vicio de refracción.

El uso de una incorrecta iluminación tanto ambiental como excesiva por parte del monitor y los efectos del deslumbramiento, generan un dolor ocular significativamente más pronunciado en comparación con la lectura con iluminación adecuada, causando un aumento de la fatiga visual. 

Algunos consejos que pueden servir para prevenir síntomas de ojo seco:

- Pausa activa: ejercicios como parpadear, descansar los ojos. Aplicar la regla 20-20-20, que consiste en que cada 20 minutos hay que enfocar la mirada a 20 pies de distancia, durante 20 segundos; y/o cerrar los ojos 20 segundos por cada hora. Estos movimientos generan un cambio en los músculos oculares y la acomodación. 

- Ajustar el brillo y contraste de los dispositivos electrónicos. 

- Colocar la computadora cerca de una ventana a donde puedas mirar algún objeto distante, no contra una pared. 

- Procurar que la ventana y la luz no se encuentre ni en frente o detrás de tu computadora, sino en el lateral, para evitar los reflejos directos sobre el monitor o en tus ojos. 

- Sentarnos mínimo con la distancia de un brazo del monitor.

- Tener buena ventilación de tus ambientes. 

- NO FROTAR SUS OJOS. 

- Controlar los tiempos de uso de celular en niños ya que el uso desmedido puede favorecer la aparición de vicios de refracción (miopía). 

- Los niños en edad escolar deberían realizar un control mínimo de visión que se puede realizar sin mayor dificultad mediante la consulta oftalmológica de telemedicina, esto ayudaría a descartar casos de dificultad visual en uno o ambos ojos, y orientarnos en posibles diagnósticos para evitar la ambliopía. 

Uso de anteojos, pueden ser:
- graduados, es decir con corrección de miopía, hipermetropía o astigmatismo. 
- de sol (con filtro UV oscuro) 
- bien ser neutros, (sin graduación), con cristales con o sin tratamiento de filtros. 

Importante: siempre hay que descartar con un médico oftalmólogo la necesidad de corrección adecuada de los defectos refractivos con anteojos (miopía, hipermetropía, astigmatismo), tratar la sequedad ocular, y/o trastornos de convergencia.

Podés comunicarte con nosotros para conocer el estado de tu salud visual.

Seguir Leyendo