Desprendimiento de Retina

Cuáles son sus causas y cómo tratarlo

La retina es un tejido especializado que se encarga de recibir los estímulos lumínicos y transmitirlos hacia el cerebro.

Se encuentra en la zona posterior del ojo, no se puede observar a simple vista, para revisar la retina hay que utilizar elementos específicos y en general realizar dilatación de la pupila con gotas.

Está formada por la retina neurosensorial que tiene receptores de luz, células nerviosas y sus conexiones.
Detrás de la retina neurosensorial está el epitelio pigmentario, es un tejido que funciona como un filtro especializado, es fundamental en los procesos metabólicos de la retina.

La unión entre el epitelio pigmentario y la retina neurosensorial se dá por fenómenos activos, lo que significa que no están adheridas, si bien en situaciones normales este aposicionamiento entre las capas asemeja una unión, en determinadas situaciones se separan. Esto se denomina desprendimiento de retina.

Hay distintas causas de desprendimiento de retina, se puede acumular líquido entre ambas capas por procesos inflamatorios o tumorales, llamándose desprendimiento de retina seroso.

La tracción hacia adelante por un proceso de crecimiento caótico de los vasos sanguíneos dentro de la retina es otra causa de desprendimiento de retina, ocurre en pacientes diabéticos con retinopatía diabética proliferativa y en niños con retinopatía de la prematurez por ejemplo. Se denomina desprendimiento de retina traccional.

El tipo de desprendimiento de retina más frecuente es el regmatógeno, se produce por una rotura retiniana. 2/3 del ojo se encuentra ocupado por humor vítreo, se trata de un gel que tapiza la retina desde adentro, con el tiempo el gel se licúa y se despega. El desprendimiento vítreo puede romper la retina ocasionando un desgarro en ella, permitiendo el ingreso de vitreo líquido desde la rotura.

El desprendimiento vítreo suele ocasionar síntomas, consisten en la aparición repentina de “moscas o nubes que flotan” en la visión. La tracción ejercida sobre la retina por la adherencia del vitreo al despegarse o la rotura retiniana pueden acompañarse de flashes de luz no relacionadas con la luz ambiental. La retina al desprenderse suele ocasionar la pérdida de la visión, se refiere como un “telón negro en la visión”.

Es importante consultar al oftalmológo si súbitamente aparecen cuerpos flotantes en la visión y más aún si se acompañan de fenómenos lumínicos. Cualquier disminución en la visión o zona de no visión obviamente también debe ser evaluada por un profesional.

En algunos casos el desgarro retinal tratado en forma profiláctica con láser en el consultorio, evita el desprendimiento de retina y por lo tanto la cirugía para curarlo.

El desprendimiento de vítreo es un proceso fisiológico y en la gran mayoría de los casos no tiene consecuencias en la retina y los síntomas suelen mejorar espontáneamente. Pero debido a la posibilidad de tratamiento profiláctico en caso de ocasionar desgarros retinianos, se recomienda consultar en caso de presentar síntomas compatibles con dicho fenómeno.

Existen situaciones que suelen ocasionar el desprendimiento vítreo de forma temprana, los traumas en la cabeza y cara, las personas con miopía elevada, pacientes con enfermedades del colágeno, pacientes con antecedentes de cirugías oculares. Por lo que se recomienda controlarlos anualmente con fondo de ojo bajo dilatación farmacológica y/o ante la presencia de síntomas.

Es importante destacar que la debilidad retiniana también es un factor importante para que se produzca su rotura. Hay personas que presentan predisposición a que se produzcan desgarros retinianos, es importante detectar si existieran lesiones y controlarlas para tratarlas oportunamente si así lo requirieran.

En síntesis: si súbitamente aparecen moscas volantes debe consultar al oftalmólogo a la brevedad, estando atento a la presencia de flashes de luz y/o zonas de disminución visual. En algunos casos el tratamiento preventivo con láser aplicado en el consultorio puede prevenir el desprendimiento de retina. 

Seguir Leyendo