Glándulas de Meibomio

Las glándulas de meibomio se encuentran en los párpados, ubicadas en los bordes superior e inferior y tienen como objetivo la producción de lípidos y proteínas para formar parte de las lágrimas.

Además de su función de nutrición y protección en la superficie ocular tienen el objetivo estabilizar las lágrimas de nuestros ojos, retrasar la evaporación de la misma y mantener constantemente húmeda la córnea.
 
Su función está regulada por andrógenos, estrógenos, progestágenos, ácido retinoico y otros factores neurotransmisores.
 
Cuando las glándulas de meibomio no funcionan correctamente o se encuentran obstruidas, la lágrima no tiene suficiente componente lipídico por lo que la película lagrimal se ve alterada y se evapora con facilidad, generando un tipo de “Ojo seco Evaporativo”.
 
Qué causa la obstrucción de las glándulas de meibomio?
 
La disfunción de las glándulas de meibomio (DGM) tiene un curso crónico y frecuente que puede generar afectación de la salud visual, si bien puede presentarse a cualquier edad suele ser más frecuente en adultos y su prevalencia aumenta con la edad. Es de causa Multifactorial.
 
Algunos factores que pueden influir:
- alteraciones hormonales como la menopausia
- blefaritis crónica
- rosácea o piel atópica (enfermedades dermatológicas)
- dietas poco saludables o bajo consumo de ácidos grasos Omega 3
- enfermedades crónicas asociadas, uso de fármacos de forma crónica
- factores ambientales como el uso excesivo de pantallas, la temperatura, el viento o la humedad ambiental.
 
Como se trata?
 
El tratamiento requiere un abordaje integral, cada grado de DGM y el factor causal podrá darnos diferentes alternativas de tratamiento.
 
En etapas iniciales además de la medicación tópica se recomienda compresas tibias en los párpados, seguido de un masaje. El, objetivo de este tratamiento era "derretir" y facilitar la salida del aceite que obstruye las aberturas de las glándulas de Meibomio. Lamentablemente las compresas tibias y los masajes generalmente no suelen ser suficiente para tratar adecuadamente el problema y restaurar el funcionamiento normal de las glándulas de Meibomio.
 
Terapias complementarias de las Glándulas de Meibomio
 
Luz pulsada intensa (IPL). 
Este tratamiento, utilizado por dermatólogos durante años para tratar el acné rosácea, también ha demostrado ser eficaz para aliviar la disfunción de las glándulas de Meibomio y los síntomas del ojo seco. El tratamiento con IPL, que aplica intensas pulsaciones de luz visible e infrarroja en la región afectada. IPL disminuye la inflamación en los párpados que ocasiona obstrucciones de las glándulas de Meibomio
Blephex. 
 
Este es un tratamiento realizado en el consultorio para la blefaritis que también se ha demostrado que reduce los síntomas de la disfunción de las glándulas de Meibomio. Se trata de un instrumento que debriva suavemente el margen de los párpados con una esponja giratoria asociado a un preparado especial que contiene sustancias antiinflamatorias y aceites esenciales. Esta acción exfoliante elimina una biopelícula que causa inflamación que se puede formar en los párpados y que hace que las glándulas de Meibomio se obstruyan. El tratamiento suele tardar menos de 10 minutos en limpiar los cuatro párpados.
 
Sondaje de las glándulas de Meibomio. 
En disfunciones glandulares con obstrucción hay que practicar un sondaje con cánulas específicas que mejoran significativamente el cuadro clínico. Estas diminutas cánulas están formadas por un filamento que el médico utiliza para desocluir los conductos y favorecer la fluidez del aceite por las glándulas.
Es un procedimiento  que se realiza en sala de quirófano sin significar que sea una cirugía, sino por comodidad del médico para utilizar el suficiente aumento de microscopio requerido.
Normalmente con una sesión se consiguen buenos resultados. Su mayor limitación es que tiene unas indicaciones bastante estrictas y que es relativamente invasivo y algo molesto para el paciente
 
Cada paciente tiene diferentes particularidades, como comentamos previamente el tratamiento debe ser integral para lograr una buena respuesta al tratamiento. Contamos con diferentes alternativas de tratamiento para cada caso.

Seguir Leyendo