OJO SECO

Qué es, cuáles son sus síntomas, cómo tratarlo

El ojo seco es la condición que puede manifestarse en algunas personas cuando producen poca cantidad o mala calidad de lágrimas, generando un aumento en su evaporación y trayendo como principal dificultad síntomas como ardor, molestias, lagrimeos constantes. 

El ojo seco es una enfermedad multifactorial de la lágrima y la superficie ocular que origina síntomas de incomodidad, alteración de la visión e inestabilidad de la película lagrimal, con posibilidad de daño de la superficie ocular.

Su diagnóstico apropiado es fundamental para un tratamiento acorde y contemplando que se trata de una condición multifactorial se deben considerar todas las posibles causantes asociados.
 
Síndrome del ojo seco
Las lágrimas son necesarias para lubricar los ojos y para la eliminación de partículas y cuerpos extraños. Una película lagrimal saludable es necesaria para una buena visión y entre otras funciones actúa como barrera protectora. Se puede presentar cuando el ojo es incapaz de mantener una capa saludable de lágrimas por el tiempo requerido, o bien cuando la calidad de esta lagrima esta alterada.
 
Algunas causas vinculadas al medio ambiente, hogar o sitio de trabajo también puede producir o empeorar el ojo seco (excesivo sol, viento, aire acondicionado), uso excesivo de pantallas, exposición al sol sin protección, tabaquismo o ser fumador pasivo. 
También puede ser causado por: calor o quemaduras químicas, cirugía previa del ojo o un trastorno autoinmunitario en la que las glándulas que producen las lágrimas son destruidas (síndrome de Sjögren) o alteraciones hormonales y /o dermatológicas.
 
Los síntomas pueden abarcar: visión borrosa, ardor, picazón o enrojecimiento en el ojo, sensación arenosa o abrasiva en los ojos, sensibilidad a la luz.
 
¿Cómo se hace el diagnóstico?
Los exámenes requieren un examen oftalmológico completo asociado a algunas pruebas específicas, contamos con una serie de pruebas diagnósticas en nuestra gama de estudios de laboratorio de ojo seco.
  • Tinción de diagnóstico de la córnea y la película lagrimal.
  • Medición del tiempo de ruptura de la película lagrimal (TRL).
  • Medición de la tasa de producción de lágrimas (prueba de Schirmer).
  • Medición de la concentración de las lágrimas (osmolalidad).
  • El test OSDI (ocular surface disease index) es un test sencillo creado para establecer una gravedad y clasificación del ojo seco según su sintomatología.
  • Meibomiografía
  • Tear film analyzer (HDA)
  • Identificacion microscopica de Demodex
  • Laboratorio microbiológico y celular.
 
Contamos con todas las alternativas de métodos diagnósticos pero no todos los pacientes necesitan de todas estas pruebas.
 
Piel
Los trastornos dermatológicos asociados o la presencia de microorganismos en los párpados y pestañas generan las denominadas blefaritis que requieren tratamiento específico y suele tratarse de pacientes con molestias crónicas y con múltiples tratamientos con dificultad para mantenerse sin síntomas.
Algunas de las condiciones asociadas suele ser la ROSÁCEA. Los signos y síntomas de la rosácea incluyen todos o alguno de los siguientes signos: enrojecimiento facial, generalmente causa un enrojecimiento persistente en la parte central de la cara. Los pequeños vasos sanguíneos de la nariz y las mejillas a menudo se hinchan y se hacen visibles, picor, granitos en la piel.
Este tipo de condición también puede afectar los párpados y con ello generar ojo seco. Según el grado de afectación de las glándulas de los párpados existen diferentes terapias.
El tratamiento se centra en ofrecer al paciente un aumento de calidad que se ve reducida por la sintomatología y la cronicidad de los tratamientos.
 
¿Cuáles son las alternativas de tratamiento?
 
El objetivo esta orientado en devolver la homeostasis natural a la lagrima y así disminuir los síntomas. 

Algunas de las alternativas son:
-Luz Pulsada Intensa (IPL)
-Sondaje de Glándulas de Meibomio
-Blefaro Exfoliación / peeling
-Punctum plugs
 
 
IPL - Luz pulsada (Intense Regulated Pulsed Light) 
Consiste en la estimulación de las glándulas de Meibomio mediante luz pulsada policromática. Tiene efecto antiinflamatorio, antimicrobiano y anti parasitario, el tratamiento con IPL está indicado en pacientes con blefaritis, disfunción de glándulas de meibomio.
Mediante esta estimulación las glándulas tienden a recuperar sus secreciones y la película lagrimal recobra una estructura normal, con lo que los síntomas relacionados con la sequedad ocular mejoran y en algunos casos se mitigan por completo.
Reducción de la inflamación local y de las bolsas palpebrales.
  • Una mejoría de la circulación del área tratada.
  • La eliminación de venas anómalas que rodean las glándulas de Meibomio (flicténulas).
  • También facilita la salida del material graso de las glándulas de Meibomio mejorando a su vez la estabilidad de la película lagrimal, y contribuye a estabilizar la flora conjuntival y palpebral gracias a su efecto antimicrobiano y antiparasitario por lo que está indicado para el tratamiento de blefaritis y de Demodex.

Seguir Leyendo